La carretera del Atlántico (Noruega)

La carretera del Atlántico (Noruega) es posiblemente la más curiosa de Europa.

Existe un tramo espectacular de 8 kilómetros que fue construido para unir las ciudades de Molde y Kristiansund.

Construida sobre pequeñas islas a base de viaductos, pasos elevados y ocho puentes, de los cuales claramente destaca el de Storseisundet por su diseño.